Suscríbete al Blog

viernes, 24 de mayo de 2013

PÁGINA 14. COOL HUNTING.

La verdad es que lo mejor de ser Cool Hunter es lo fashion que es decirlo: "hola, soy Chis, Cool Hunter".
Y luego te hace mirar a la gente por la calle con otros ojos. Es una sensación que me chifla.
Pero no es tan sencillo.
Me han regalado un trípode por mi cumple. Así que he llamado a las chicas, a Coco y a Roux, para hacer un shooting. Ninguna hemos tenido el mood para hacer de modelo.  "Yo es que salgo fatal", "yo hoy me veo un poco gorda", "yo paso de empezar a probarme ropa, me da pereza, salí ayer".
Así que hemos salido de Cool Hunting.
Nos hemos ido a la puerta de un museo de arte contemporaneo. Se supone que ahí va gente chic.
Hemos encontrado a una niña que iba ideal. Una it girl. Ha accedido a posar para nosotras. Coco con el estilismo y controlando el make up, Roux organizando y yo con la cámara. No nos hemos dado cuenta de la cantidad de gente que se iba arremolinando. No nos han dicho nada, pero unos niños, idiotas, han empezado a reirse. Y luego unos viejos se han acercado a hablar con nosotras. Y cada vez más gente.
La it girl ha salido corriendo, diciendo que le daba vergüenza,  así que aprovechando que tenemos trípode nos hemos hecho una foto las tres y nos hemos ido.
De vuelta a casa hemos hecho unas fotos a gente que nos ha parecido que tenían un look interesante, pero no eran it.
Y además me ha dicho mi padre al ver las fotos que una con tacones y vestido rojo era una pilingui. Que a ver si me espabilo. 
A nosotras nos ha parecido que su style era gracioso, para ser por la mañana.