Suscríbete al Blog

lunes, 6 de mayo de 2013

PÁGINA 4. HOME.


Desde que yo me acuerdo hemos vivido en varias ciudades y en varias casas. En esta llevamos varios años.
Es un piso antiguo. Bueno es que nosotros somos de piso.
Este es antiguo. Viejo.
A Big Mak le gustan así.
Dice que los suelos de madera sirven para oir al enemigo acercarse. 
Y los techos altos para que circule el aire. Dice que así los pedos se pegan al techo y no se notan por aquí abajo, porque son de nosequé gas noble, ¿¡noble?!, que tiende a elevarse a las alturas.
Cuando habla de estas cosas, él las llama curiosidades biologico-científicas, mi hermana se pone atacada y nos llama guarros y cerdos y más cosas a los dos. A mi me incluye aunque no haya abierto la boca. Debe ser porque me da la risa. 
Me gustan las curiosidades biologico-científicas...
Pero es mentira. Lo de que los pedos suben. Un dia hice el experimento con un colega mio. Se comió un montón de palomitas, que dan gases. Con la ayuda de un mechero hicimos visible el pedo por ignición. O sea que le pegamos fuego. 
Salió recto. No subió ni un milímetro. Casi quemamos una pila de papeles así que no volvimos a probar. Pero que no.

Creo que nos tenemos que volver a cambiar de casa. Dice mi padre que a una más pequeña. Me da igual. Nuestras casas son siempre la misma. Las caretas exóticas, el cascanueces hawaiano, que es una tia en bolas, los muebles con ruedas, los cuadros, la Play...y las mismas personas diciendo las mismas gilipolleces. A mi me gusta.